Saltar al contenido

Girar

Y girar y continuar girando

con las luces flotando

en un mar de medusas,

en un cielo de nubes, de rayos,

de fuego, de sangre, de lágrimas…,

y aún así continuar girando.

 

Y verte tan cerca que pueda sentir tus pálpitos

y temblar, y repetir, y rasgar mi ropa,

la tuya y los gritos de júbilo

con susurros en oídos de noche.

 

Y pedir perdón a la historia, a ella

y a él por haberme perdido

en un mar de dudas agónicas,

en un barco que dejé a la deriva

justo antes de perder de vista

la orilla.

 

Pero girar y seguir girando

sin olvidar que debo cada giro,

que estoy en deuda con cada pasajero,

con cada nudo y cada arteria abierta,

con cada hálito, cada revoloteo de mariposa

o mosca, o pájaro que desciende en busca

de una muesca de fonema que llevarse a la boca.

 

Con cada palabra que mastico al salir de tus labios

y cada cinta de vídeo que reproduzco,

tan vieja como la mitad de una vida,

tan vívida como estas frases recortadas

de un cerebro que se pierde

cada vez que unos ojos te miran

y que creo (a ciencia cierta sé) que son los míos.

 

 

 

Y giro mirando al mundo girar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: