Saltar al contenido

Conversaciones conmigo

Vuelvo a mirar las uñas negras,
los pétalos mojados,
el sol cada día más lejano.

Los obstáculos los pongo yo
obligándome a creer que son piedras,
formaciones enormes creadas por el mundo
y qué mundo… Sigo sin entenderlo.

Todo se ve difícil desde lo más hondo,
todas las cuestas interminables,
todas las lágrimas un mar.
Y mareándome sigo, 
en este barco hundido.

Tengo recuerdos de otra cosa,
obsesionado con ellos,
remando hacia el pasado de nuevo
como si la orilla no hubiese desaparecido ya.

Ríete de estos versos,
a pesar de su veracidad.
Escupe sobre ellos, 
dispárame, desaparece una vez más.

Vuelvo a decirlo en la noche sin luna,
en la calma sin tormenta,
en la sombra del día…
Que el recuerdo más feliz,
es aquel que tarde o temprano,
por mucho que corras…
Más profundo dolerá.






Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: