Saltar al contenido

En el Mundo de las Locuras Impensables

La tinta se derrama lentamente sobre el papel blanco… no se como ni porqué pero en el interior de esta pluma hay vida que fluye desde lo más hondo de su cuerpo.


Intentar descifrar el mundo y expresarlo correctamente es un reto, un reto que pocos consiguen, y muchos menos comprenden… Cómo decirte que estoy roto por los sucesos, o cómo plasmar con palabras lo que he visto o lo que recuerdo.


Muchas veces me planteo la posibilidad de abandonarme sobre el asfalto y permanecer impasible mientras me desintegro, muchas veces cojo un lápiz o me siento frente al teclado y de mi no sale nada… ni una palabra, ni un solo verso digno de contar.
Los pensamientos y los problemas rebotan en las paredes de mi cabeza, y hacen que me canse de seguir despierto, por eso prefiero soñar, dejar de pensar, morir durante unos segundos para recapacitar y dejar de ver lo negro del mundo, para ver sus tonalidades grises.


Que algún día dejaré de caminar y de respirar no es algo que me preocupe, no es algo que me sorprenda, dejar de recorrer el camino que separa mis ojos de la luna ya no será un imposible cuando mi viaje llegue a su fin.


Intentar comprender que soy una pieza que no puede retroceder, intentar entender que soy un peón más, que solo puede mirar hacia delante y esperar que las demás piezas no lo aplasten como si no fuera nada… intentar comprender que a partir de los recuerdos no se puede viajar, solo podemos observar con ellos los errores del pasado.


No recuerdo mi primer latido, no recuerdo mis primeras palabras, no recuerdo mi primer día sobre la tierra, pero mis ojos estuvieron allí, estuvieron observando el azul del cielo tras las ventanas y recorrieron una extraña y blanca sala en la que muchos otros llegaron a este mundo antes que yo… y estos mismos ojos observarán mi último día sobre la tierra, ¿como será?…


Los columpios se mueven plácidamente, los niños ríen y se persiguen sobre la hierba, en un juego hipnótico de los que escapan y los que persiguen.
Sobre la mesa de madera descansan los cubiertos que se utilizaron poco antes y que ahora han dejado de ser útiles, la gente charla animadamente sobre diversos temas, pero él se ha quedado callado…
Se quedó sentado sobre su viejo balancín, observando las hojas en movimiento de los árboles, observando con sus ojos oscuros la cálida luz de verano, impregnó sus ojos con los recuerdos pasados, mientras las flores y el viento retocaron su último momento en un mundo extraño que jamás supo comprender…”


Quizá no tenga nada que ver con esto, quizás mi final sea muy distinto a lo que he descrito… pero lo mejor de todo esto es que no puedo saber como será…

La vida pasa mientras ves las estrellas, los años pasan mientras respiras, bebes, comes y duermes, la vida pasa y nosotros la acompañamos en su extraño y apasionante viaje”

4 comentarios sobre “En el Mundo de las Locuras Impensables Deja un comentario

  1. Ahi va mi critica:
    Empieza muy bien, pero a la segunda cuarta parte pierde algo de fuelle a mi parecer.
    El resto recupera la fuerza del principio, pero es algo extraño. Algo locuron como dice el titulo xDDD. Hay partes en las que te pierdes si las intentas relacionar con lo anterior. Pero mas tarde recupera el sentido.
    Esta muy bien. No es tu mejor obra, pero ahi le anda. Le añades algo visual esta vez ;D

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: