Saltar al contenido

Estatua de Metal



Triste luna amarga,
iluminas esta extraña noche bajo tu fría luz,
intentas ahogarme en tus lágrimas,
soy tu marioneta macabra, tu sombra enigmática.

Soy una estatua de metal rodeada de barrotes,
una piedra que agoniza frente a su semblante impasible,
luna inerte,
soy un avión de papel en manos de la muerte.

De mis ojos paralizados crece el musgo,
poco a poco la hierba ha ocultado mi silueta,
las enredaderas han recorrido mi espalda desnuda,
el tiempo ha dado caza a mi frágil cuerpo cubierto de hiedra.

Caen desde el cielo pequeños pedazos de tiempo,
todo el mundo a cambiado,
he sido el espectador, el viajero sin ojos,
un objeto inanimado,
las ciudades, la gente, las calles,
han desaparecido,
se han desvanecido,
como simples rayos fugaces,
sin dejar rastro, sin hacer ruido.

Solo mis ojos quedan al descubierto,
mi mirada impasible escruta la penumbra,
busco retazos del pasado, supervivientes de la tempestad,
pero a mi pesar solo encuentro mi tumba,
el silencio eterno que guarda la oscuridad.

Un comentario sobre “Estatua de Metal Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: