Saltar al contenido

Tiempo Congelado

La vida es una corriente,
algo que fluye de unos a otros,
un anciano sobre un banco,
niños riendo en un parque,
un mundo, un sueño, un deseo lanzado al aire…

La mayor parte del tiempo es de relleno,
tiempo en el que observamos una meta, un destino,
sin mirar hacia los lados, pinceladas difusas sobre un lienzo grisáceo,
entre tensos silencios, sobre nuestras frías manos.

Sin darnos cuenta dejamos que el tiempo se escape,
dejamos que la corriente acelere sin más,
con la sucesión de días y noches neutras,
de momentos elegidos al azar.

Sumergido en la corriente he congelado el tiempo,
sentado sobre las escaleras perdidas en los cajones de tu memoria,
bajo los árboles de lágrimas que brotaron un día de tus ojos nuevos,
he escrito con lápices pálidos la visión de un triste viajero,
un viajero sin ojos, huérfano de sueños, fantasma del silencio.

Un comentario sobre “Tiempo Congelado Deja un comentario

  1. Fabuloso, en tu línea.

    Me ha encantado en especial esta parte:
    “he escrito con lápices pálidos la visión de un triste viajero,
    un viajero sin ojos, huérfano de sueños, fantasma del silencio.”

    Alguien que ve su vida pasar, sin sueños, sin vivencias propias, alguien que espera algo, que nunca llegará.

    Así es como lo he interpretado.

    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: