Saltar al contenido

Dentro de cada uno

Imagen obtenida de http://theendofthedark.blogspot.com/

Dentro de cada uno

cien lirios a cada lado duermen,
a cada lado ríen,
sangrantes de agua.

Allí estaba,
en aquel palacio inacabado.
Allí caminaba,
abriendo incontables tumbas,
incontables alcobas.

La cúpula abovedada,
la escalinata de serpiente.
Los ojos llameantes
en las vidrieras moribundas.

Tenía habitaciones de bosques,
de días en la playa,
de aguas cristalinas
y luces bajo montañas.

Sé que no tuve tiempo
de esconder toda la sangre.
Sé que me quedé sin aliento
construyendo puertas y paredes,
dibujando sonrisas borrosas.

Y abría cada ventana,
y rompía cada cuadro.

Cien lirios a cada lado de la puerta
y mis piernas estáticas,
los músculos tensos,
la respiración entrecortada.


Hay un cuarto que nunca se abre, hay un monstruo dormido en cada alma, en cada corazón palpitante. Hay oscuridad atrapada que se cuela entre las rendijas, espesa negrura bajo las escamas de nuestra piel.

Abrí su puerta sin poder evitarlo y las ventanas estaban tapiadas, y los jarrones se llenaron de flores muertas. Porque me quedé sin aliento, borrando toda la sangre, limpiando todas las huellas. Y lo miré en el espejo, sonriendo diabólicamente con las llaves brillando entre los dedos. Atravesándome con mis propios ojos, con mis propias manos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: