Saltar al contenido

Siluetas Olvidadas


Envejecimos juntos, tal vez no lo recuerdes,
rejuvenecimos juntos, tal vez hace demasiado.
Corríamos, y el océano era verde,
volábamos, y los sueños no eran cosa del pasado.

El lago se estremece con el fuerte viento,
e inconscientemente me pregunto si todo ha sido mentira,
si los tiempos que recuerdo han sido un retazo imaginado,
un dibujo paranoico de otro yo, de un loco muerto.

Y tus ojos sobreviven bajo cristales opacos,
pero ya no son tus ojos, son de otra,
de alguien que no habla, ni siente,
o eso creo muchas veces,
y otras simplemente prefiero no creer.

Entonces escribo,
para que las historias del “loco muerto” no desaparezcan,
en parte porque soy demasiado viejo,
en parte porque todo se torna gris.

Las canciones resuenan en las paredes desconchadas,
las humedades se extienden bajo los marcos,
bajo tus cuadros y las cartas,
sobre la vida y el tiempo.

Olvidaste las pequeñas cosas,
perdiste los recuerdos más grandes.
Escapaste de la vida poco a poco,
como esos actores inmortales de las películas viejas,
dejando bajo mis ojos tus recuerdos y los míos,
dibujando sobre mi piel la eterna historia de un ayer inmortal.

“Cuando morimos u olvidamos, en los recuerdos de otros sobrevivimos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: