Saltar al contenido

Reflejos

Lágrimas que caen, sueños que se marchitan en la niebla,
una espiral continua de días fotocopiados en blanco y negro,
callejones sombríos, heridos,
perdidos en el recuerdo de la gris ciudad.
Grito bajo las ramas de los árboles,
el eco  devuelve mi propia voz, ninguna respuesta,
la soledad se apropia de cada objeto,
de cada instante congelado en el tiempo.
Los rostros desfilan ante mí, grises,
sus disfraces vuelan bajo el tenue sol,
observo mi cara en cada espejo, no puedo ver nada,
solo soy un borroso reflejo,
 un muñeco roto en este gran guiñol.
Mis pasos quedan marcados en la arena,
solo en un instante, en un segundo,
para a continuación ser borrados,
ahogados por el oscuro océano, silencioso y macabro,
el corazón del mundo.
Las voces se difuminan poco a poco,
mis ojos comienzan a cerrarse,
la pantalla se apaga,
el silencio aparece,
la historia termina,
 los sueños  mueren, y todo acaba,
todo desaparece bajo la tierra húmeda y el cielo invernal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: