Saltar al contenido

De servilleta y vapor.

La vez siguiente

que recuerde aquel café,

aquella luz reflejándose,

aquellas olas resonando

entre muros de roca…

 

En el próximo chispazo

de colores en el horizonte,

de aves buscando

el retorno veraniego,

los insectos renaciendo,

el sol quebrando la sierra

y las estrellas, corriendo estáticamente,

hacia un remolino tubular

de recuerdos.

 

La vez siguiente;

que tropiece con tu sombra,

que despierte en mitad de la noche,

que sea demasiado tarde para correr…,

que mire el espejo y el reflejo

te vea conmigo,

otra vez…

 

Despacio, muy despacio,

cuento esas idas y venidas

de las ventanas en mi espalda.

Esas que hacen un cuadro

de cada momento que se va.

 

En la próxima vida,

la que traiga un nuevo día;

un nuevo mes, un nuevo año,

una nueva década de enredaderas

y polvo, y mareas vivas y muertas.

En la próxima venida de esas letras

escurridizas, soñadas y malditas…,

habré perdido las mías,

las frases, los guiones, las historias

y los intentos de rima,

los versos abortivos, los colores

y los domingos rasgando el techo.

 

O…, puede que no sea así,

que en el próximo chispazo,

despacio, muy despacio…,

navegue a contracorriente,

con paladas de ciego,

elevando las gotas de agua,

cayendo sobre la piel

e incluso por encima

y por dentro

de ella.

 

La vez siguiente

que recuerde aquel café,

admiraré el exterior

como la primera vez

que dibujé la vida

bajo un “Gracias por su visita”,

de servilleta y vapor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: