Saltar al contenido

Inerte

Desde arriba todo es diminuto,

todas las cosas, todo el ruido del mundo…
se desvanece, se pierde en un segundo,
formo parte de un gran todo, y a la vez soy la nada.

Es como si todo se hubiese ido,
pero continuase de alguna forma en el mismo lugar,
desde que todo acabó,
me olvidé de respirar.

Estoy sobre el agua cristalina,
sobre la hierba de campos lejanos,
estoy pero a la vez no me siento con vida,
porque ya no tengo el suelo bajo mis pies.

El viento, el suave viento ya no roza mi piel,
porque no tengo cuerpo,
viajo a cualquier lugar pero no existo,
soy el recuerdo de un corazón olvidado por el tiempo.

Las noches y los días se suceden,
mientras observo sin ojos, al mundo girando,
con una calma extraña,
con un sueño que nunca acaba,
recordando la vida,
los sonidos, los pasos sobre la arena,
sobre losas de piedra,
recordando el reflejo de mi cara sobre el cristal,
recordando el día en el que dejé de soñar.

Muerte, es lo que me envuelve,
la nada es lo que me atrapa,
porque en aquel instante la vida se escapó,
y como despedida dejé escapar un suspiro,
dejé escapar el alma desde mi interior.

Las estrellas brillan desde el cielo,
y el vacío que dejo lo ocupará el olvido y el silencio.


Un comentario sobre “Inerte Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: