Saltar al contenido

Noche Bajo las Estrellas



Bien, comencemos con una calada de aire limpio, abramos las ventanillas de nuestro viejo coche, sintamos el frío de esta eterna noche, mientras observamos la ciudad a lo lejos, llena de luces diminutas, de laberínticas calles vacías.
No son las nubes las que nos atrapan, ahora es momento de quitarse las vendas, de acelerar, de viajar a cualquier lugar lejos de aqui, ahora es momento de correr en la oscuridad, y de no temer a nada, de no llorar nunca más.
Las curvas se suceden, vamos dejando atrás la ciudad, la gente, las luces. Ahora solo hay árboles y la costa a nuestros pies, las playas, el mar, las olas.
La playa de noche es algo místico, el silencio, la calma, el sonido del mar tranquilo, casi susurrando, intentando decir lo que sabe, intentando expresarle sus penas al mundo, único confidente de su mente intranquila.
Bajaremos del coche a pesar del frío, nos miraremos en silencio, nos tiraremos sobre la arena, miraremos el cielo, esperaremos a que nuestros recuerdos se los lleve la marea.
Bien, terminaremos con un suspiro, con un beso bajo las estrellas, con miles de promesas pronunciadas desde nuestro interior, mientras yo te miro, y olvido todo lo que hay a nuestro alrededor. Y algún día, años después volveremos, y algún día, cuando todo sea distinto o quizás todo siga igual, regresaremos y recordaremos lo que la oscuridad nos dijo, lo que aprendimos cuando el mundo nos enseñó a observar el mar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: