Saltar al contenido

El Lago

  




Te encuentras sumergido en las oscuras y frías aguas de un lago y no sabes como has ido a parar ahí.

 Te sientes herido, agotado, abatido, y bajo el agua respiras, aunque te sientes morir.
 Algo te aprisiona el corazón y sientes un nudo en la garganta, como una cuerda que te tiene atrapado bajo el agua, y no puedes salir.
 De repente, una luz aparece en la superficie y sientes un atisbo de felicidad, un resquicio de esperanza que te hace ascender desde el fondo del lago.
 Vas ascendiendo a pesar de que las algas intentan retenerte junto a ellas, y poco a poco te vas sintiendo libre, te sientes cada vez menos abatido, menos herido, y comienzas a sonreir, a ser feliz. Piensas por fin que todo el mal se está acabando y vas resistiendo los ataques del agua que arremete poco a poco, metro a metro tu alma, tu espiritu, ya nada puede pararte y sigues ascendiendo.
 Pero de repente la luz se va apagando, desapareciendo tras el manto trasparente de la superficie y vuelves a estar solo, en el fondo, atrapado bajo el agua, en un lago apartado de un lugar olvidado por un silencio que jamás se romperá.
 Desde que la viste aparecer ya nunca más la podrás olvidar y eso es lo que te hace mantenerte despierto y atento por si algún día vuelve a aparecer.
 Y gracias a eso puedes resistir todos los ataques de esta agua fría y oscura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: