Dulce y amarga Navidad.

Luces de navidad
en las paredes.
Luces ardientes
en tus labios,
en los giros,
en la noche.

Reflejos de fantasmas,
de ausentes por elección.
Destellos y sombras,
bailando entre las neuronas.

Has surgido como nunca,
como un brindis inventado.
Has surgido desgarrando,
mi garganta,
mi mantel de engaños.

Luces de navidad y risas,
y árboles que se apagan,
y corazones congelados.
Luces y sombras,
bailando bajo la tinta.

Has surgido como nunca,
preciosa y dolorosamente.
Igual que aquel sol mortecino,
cansado pero dulce,
dulce y amargo.

Navidad y recuerdo
bailando en las estrellas,
corriendo entre la luna,
la tierra y el océano.

Y los coches como peces,
como vidas inconexas,
como nebulosos fantasmas.
De otro yo y otra tú,
en inviernos de cristal,
en esferas de lo imposible.

Luces ciegas,
copas rotas,
manteles empapados.
Escribo sobre vuestros márgenes,
sobre vuestras esquinas.
Palabras bajo la lluvia,
que despliega mis alas,
y las tuyas,
y las de todos.

Feliz y dulce, dulce y amarga, y menos amarga Navidad.

[Total:0    Promedio:0/5]

Deja un comentario