El hogar paralelo

La garganta se llena de voces,
de palabras inacabadas.
Se llena de lágrimas,
de infiernos difusos.

Te he vuelto a ver
en nuestro árbol.
Te he vuelto a escribir,
remarcando las heridas,
como jeroglíficos infinitos
sobre las muñecas.

La espalda se llena de sombras,
de babosas negras
y flores muertas.
Pero eso no importa
cuando los horizontes mueren,
cuando los pájaros callan.

Entonces lo veo,
a espaldas del sol y el cielo.
Veo mis ramas ascendiendo,
los rayos de luz
atravesando las hojas,
atravesando mis miedos.

He vuelto a extraer
mis raíces de tu recuerdo,
a engañarme, a engañarlos a todos.
He vuelto a fingir,
a abrir los armarios de Morfeo,
de los deseos inciertos.

Y entonces entiendo
que sigo allí contigo,
respirando de otro universo.
En el acuario límbico,
en el verdadero hogar, paralelo.

[Total:1    Promedio:5/5]

Deja un comentario